Las revistas españolas desconfían del open peer review y de las altmetrics

La edición de revistas científicas es un mundo conservador. Los directores de estas publicaciones desconfían de las novedades. Por eso no es de extrañar que su visión de algunos de los principales cambios esté más marcada por los recelos que por los posibles beneficios que podrían conseguir. O al menos, eso es lo que hemos encontrado en nuestro último artículo, Percepción de las revistas científicas españolas hacia el acceso abierto, open peer review y altmetrics.

 

RevistasAccesoAbiertoOpenPeerReviewAltmetrics

 

En él hemos entrevistado a  15 responsables de revistas académicas españolas para conocer sus opiniones sobre tres grandes innovaciones en el terreno de la comunicación y edición científica:

  • El acceso abierto consiste en la publicación gratuita en Internet de los textos científicos, sin necesidad de pagar ningún tipo de suscripción o abonar ningún tipo de tasa. Supone un cambio respecto al modelo tradicional, en el cual solo los suscriptores de una revista podían acceder a sus artículos.
  • Se conoce como open peer review a un conjunto de prácticas en el que la evaluación de un artículo se realiza de manera abierta y pública, de modo que la identidad de los autores del manuscrito, la de los revisores y el propio informe de revisión pueden ser consultados por cualquier persona. Dentro de esta modalidad, revistas como PLOS One han estimulado la práctica del crowdsourced review.  En este modo de revisión cualquier lector puede comentar y ofrecer su juicio acerca de artículos ya aceptados y publicados, al igual que haría con reseñas de TripAdvisor o en los comentarios de un periódico. Este modelo revoluciona la práctica tradicional de la revisión ciega por pares, donde los revisores actúan de manera anónima y su informe solo se da a conocer al editor y a los autores del manuscrito.
  • Por último, las altmetrics son un tipo de métricas sobre el impacto de la producción científica basadas sobre todo –pero no exclusivamente- en la presencia de un artículo en la web. Así, pueden incluir desde el número de veces que un artículo se ha descargado del sitio de la revista hasta el número de veces que se enlaza en Twitter. Se proponen como una alternativa al tradicional factor de impacto, una métrica calculada exclusivamente a partir del número de citas que recibe una revista.

De todas esta novedades, la que arrojó visiones más positivas fue el acceso abierto. Los editores entrevistados consideraban en que se trata de una práctica ética y moralmente positiva, puesto que acercaba el material científico al público especializado y no especializado sin prácticamente ningún tipo de barrera. Asimismo, desde una perspectiva más centrada en las necesidades y objetivos de las revistas, señalaban que puede hacer que los artículos sean más visibles y, por lo tanto, sean más citados. Las desventajas señaladas por los participantes del estudio se dirigen especialmente a los aspectos económicos. Preocupa la idea de que la revista renuncia a su principal vía de financiación y solo puedan sobrevivir aquellas publicaciones que cuentan con subvenciones públicas. Otras revistas han optado como modelo de negocio por los llamados Article Processing Charges (APC) o cargos por procesamiento de artículo: esta fórmula implica que para que un lector no tenga que pagar para leer un artículo los autores deban pagar una cantidad que puede ir desde los 300€ hasta los varios miles de euros. Estos APC, según los participantes, puede suponer una barrera económica para autores que no puedan afrontar estas inversiones.

 

El open peer review despierta opiniones más negativas. Los editores consultados apuntan que el modelo tradicional de revisión ciega por pares garantiza más la independencia y calidad del proceso de evaluación. Consideran que el open peer review está más abierto a la manipulación y que además, si se conocen las identidades de los revisores estos tendrían miedo a dar su opinión honesta por temor a rencillas o represalias de los autores. En este mismo sentido, también se apunta que el proceso derivaría en una superficialidad de la evaluaciones y a la participación de revisores poco cualificados. Como ventaja de este modelo alternativo solo se plantea la idea de que el open peer review permite que la revista cuente con más revisores y con más expertos en los temas de los artículos que recibe.

 

Las altmetrics también son acusadas de poca fiabilidad y rigor, además de estar abiertas a la manipulación y no permitir distinguir entre el impacto en el público general y su repercusión real en el ámbito académico. Paradójicamente, aunque se les acusa de ser manipulables, también existe la idea de que ofrecen información más transparente y detallada.

 

En resumen, las revistas españolas no están muy abiertas a la innovación. En el artículo planteamos que esta desconfianza puede estar relacionada con la ausencia de apoyo institucional que señalaban Rodríguez-Yunta y Giménez-Toledo en su artículo Fusión, coedición o reestructuración de revistas científicas en humanidades y ciencias sociales.

Entre las vías que quedan pendientes tras nuestro trabajo queda comprobar hasta qué punto estas visiones se comparten en un universo más amplio y comparar si está extendidas en otros escenarios culturales, como el anglosajón o el hispanoamericano.

Esta entrada fue publicada en Artículos, Publicaciones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s