Rodríguez, Delia (2013): Memecracia. Los virales que nos gobiernan

Memecracia. Los virales que nos gobiernanMe ha encantado Memecracia. Tanto, que lo recomiendo a cualquiera que no sepa cómo funciona la Comunicación (personal o de masas) en Internet y que quiera empezar a entenderlo. Y me ha gustado por varios motivos.

Primero porque pese a ser un libro breve es bastante completo. Partiendo del principio general de explicar el origen del término “meme” recorre distintos aspectos de la manera en que las ideas se contagian y se transmiten entre nosotros. Sintetiza en una 200 páginas los mecanismos que hacen que una idea (sea una noticia, un vídeo de Youtube, un chiste o una manera de hablar) .

A partir de ese objetivo general explica situaciones y tendencias concretas. En apenas unas páginas explica muy bien la obsesión de los medios online por ser los primeros en informar sobre cada nuevo doodle de Google como ejemplo de su obsesión por acumular visitantes y tráfico y rendirse al SEO.

Este libro da muchas claves de la actual crisis del periodismo la obsesión por la inmediatez, por la acumulación de contenido –sin tener en cuenta la originalidad ni la calidad-, la conversión del periodista en un mero editor de teletipos que pone negritas y enlaces-. Cuando estudiaba en la Complutense uno de mis profesores advertía de la rendición del periodismo al “corte y confección” y nos avisaba que corríamos el peligro de limitarnos a cortar y pegar teletipos. Si levantara la cabeza y viera que ya ni se corta y pega, sino que solo se “remienda”, se asustaría de haber sido tan clarividente.

Pero Delia Rodríguez no se limita a hablar de periodismo. En su libro también alerta, por ejemplo, de la tendencia de la propaganda a hacerse pasar por mensajes improvisados y naturales. Cita en este sentido la famosa foto del equipo de Obama observando la operación de captura de Bin Laden. O analiza también los motivos por los que tienen tanto éxito las campañas publicitarias que apelan a la nostalgia o recuperan artistas y canciones que en su día fueron famosos.

Además, la autora destaca dos ideas de las que es necesario ser más consciente. Una, la metáfora de “dieta informativa”. Igual que en nutrición, todos los mensajes que consumimos importan tanto por lo que aportan (o no) como por lo que desplazan. Es decir, gastar 100 horas viendo el vídeo de Nyan Cat nos importa estar al tanto de otros asuntos que afectan nuestra vida como ciudadanos.

No solo esto. El libro también hace hincapié en que Internet y el “mundo real” no son dos esferas estancas y diferenciadas, sino que están vinculadas y lo que ocurre en un ámbito tiene influencia en el otro. El éxito de Justin Bieber o el suicidio de protagonistas de vídeos virales son dos de los ejemplos que aporta para hacernos conscientes de esta obviedad que a veces nos gusta olvidar.

Memecracia tiene un tono ameno y divulgativo y aún así riguroso –cita resultados de investigación fiables y rigurosos aparecidos en revistas científicas, algo que nos gusta tanto a todos los académicos-. Por todo esto, es un libro (introductorio, eso sí) recomendable para todo el que quiera entender algunas de las principales tendencias que configuran el panorama de la Comunicación actual. Pero como bien señala el mismo libro, no basta con entender. Hay que ser consciente de los mecanismos de manipulación que nos afectan para no ceder ante ellos. En la guerra contra la “banalización” de nuestras vidas todos desempeñamos un papel importante.

One Reply to “Rodríguez, Delia (2013): Memecracia. Los virales que nos gobiernan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s